14 de septiembre de 2010

La manzana

Erase una vez (todo cuento debe empezar asi) una manzana, que felizmente vivia en la fruteria con muchas de sus hermanas, esperando ansiosamente a ser compradas para hacer para lo que estaban hechas: ser comidas por esos humanos que parecian tener una vivida tan excitante.

Pronto, con algunas de sus hermanas manzanas, se fueron con una señora a su casa. Y una vez alli se instalaron todas en un cuenco con otras frutas, y estas le contaron que todos los dias, un apuesto joven de la casa elegia por la mañana una manzana y se la llevaba al trabajo para desayunar.

Y asi fue como poco dias despues, nuestra hermosa manzana fue elegida por el joven, que la metio en una bolsa de plastico, que a su vez fue a parar a la mochila que este llevaba al trabajo.

Pero ese dia fue un poco especial para el joven, y no desayuno la manazana que se habia llevado. Esta le oyo decir algo sobre que la dejaria con las demas al volver a casa para otro dia... pero cuando llego a casa, grito algo asi como "¡Vacaciones!", tiro la mochila y se olvido de la manzana.

Los dias pasaron, y nuestra manzana se preguntaba que habia hecho mal ella para acabar alli, porque no la queria, ¿acaso no parecia lo suficientemente apetecible? ¿no era tan roja como deberia? Y el tiempo siguio pasando y pasando...

Hasta que un dia, el joven volvio a coger su mochila. Habia pasado un largo mes desde entonces, y justo cuando la abrio para meter en ella una nueva manzana, se dio cuenta de que dentro de esta habia un bolsa de plastico, y que no estaba vacia como esperaba...

-¡UPS! Olvide sacar la manzana que me lleve el ultimo dia... Anda que como estara!! Recuerdo que las que quedaron de la ultimas que trajo mi madre antes de las vacaciones, a la semana estaban ya bastante arrugadas y me las comi para merendar. Asi que esta... ¡GLUPS! Miedo me da abrir la bolsa...

Pero lo hizo, y alli encontro aquella apetitosa manzana que habia elegido hace tanto tiempo, casi sin haber cambiado, sin apenas haberse arrugado, con su piel tersa, esperando para el.

El joven quedo anonadado ante lo que estaba presenciando, y muy contento se llevo esa misma manzana, y durante el desayuno disfruto de ella de una manera especial, como hacia tiempo que no lo hacia con ninguna otra manzana.

__________________________________________________________________________
P.D.- Historia basada en hechos reales.
P.D. de la P.D.- Hubiera hecho una foto de la manzana... si no me hubiera dado cuenta de ello cuando ya me habia comido 3/4 partes de ella
:(

8 comentarios:

Azusa dijo...

Uiiis, qué mal rollo... eso suena igual que lo de la hamburguesa y patatas de McDonalds que cuatro meses después seguían con el mismo aspecto...

YoMisma dijo...

La verdad es que tas pasado... ni foto de la manzana ni foto del apuesto joven!

¿Pero qué post es este!?

jaja

Saludines,
YoMisma

Lillu dijo...

Las próximas 48 horas son cruciales!! Atento a algún síntoma extraño debido al posible ataque de la manzana mutante :P

Me alegro de que la disfrutaras en todo caso XD

saluditos

Jose dijo...

No creo Azusa, una manzana es una manzana, no se le pueden echar conservantes extraños ni nada de eso, ¿verdad?

Es que se me paso la de la manzana YoMisma, porque esa era facil. La del joven apuesto era mas dificil, porque no existe... es lo que tienen los cuentos! Que permiten licencias poeticas :p

Bueno Lillu, eso fue el lunes por la mañana... creo que ya han pasado 48 horas desde entonces, ¿o son 48 horas mas?

Bridget dijo...

No quiero imaginar como olería la mochila.... Y que buena manzana compró tu ma para que un mes después siguiese joven y llena de vida. Lástima lo del apuesto joven, me habría gustado conocerlo, jeje.
Sitos

Jose dijo...

Pues no dejo olor Bridget, ni bueno, ni mucho menos malo. Y si, cuando se lo conte tambien se sorprendio, ya ves.

Y lo del apuesto joven, tambien me hubiera gustado a mi... pero nada, no pudo ser!! Ni apuesto, y ya cada vez menos joven!! :p

Azusa dijo...

Sí, se puede... nunca has visto las bolsitas esas que venden con manzana ya cortada y pelada lista para comer?? pues no amarillean y dudo mucho que sólo le echen un anioxidante natural tipo zumo de limón...

Jose dijo...

Pues no Azusa, no las he visto. Y te puedo asegurar que esta era una normal del super/mercadillo, de las que solemos comprar siempre en casa.