8 de octubre de 2009

Aqui estoy

Delante del ordenador, no donde deberia. Tendria que estar en el gimnasio... pero aqui estoy. No es porque no haya ido, pero con estar alli 10 minutos he sabido que hoy no pintaba nada alli.

Mi cabeza estaba en otro sitio, y estar tan minimamente centrado en lo que estaba haciendo, era lo mismo que hacer nada. Asi que me he he vuelto, me he duchado y encerrado en mi habitacion. Luego he pensado que, como en otras ocasiones, contar (mas o menos) y escribir lo que me ocurre me ayudaria a que se me pasara. Y aqui estoy.

La verdad es que no sabria por donde empezar. Y aunque supiera tampoco quiero. No es algo de hace un dia, ni dos, ni del mes pasado o el anterior... la situacion que vivo es de hace mas tiempo, y creo que alguna vez ya he escrito de esto por aqui.

Normalmente intento ignorarlo. Se que esta ahi, que es algo que en cualquier momento volvera a saltar por enesima vez. Y que algun dia me acabara de explotar en la cara sin comerlo ni beberlo y puede que no tenga remedio.

Es como un gran remolino, en el que me han metido otros que me agarran, y yo soy el que esta en el borde, agarrado a una rama en la orilla soportando lo que puedo... intentando esperar que el remolino desaparezca para poder continuar todos con nuestro camino.

Pero es que eso no sucede, si no todo lo contrario, que el remolino es cada vez mas y mas grande, y tira mas fuerte... y veo que nos acabara arrastandro a todos dentro sin remedio.

Ahora mismo pienso asi, no veo solucion a esto. No se como se puede salir de esto que me pilla de refilon... pero que ha crecido tanto que ya me hunde mas de la cintura.

Solo me queda seguir esperando. Agarrarme fuerte a lo que pueda e intentar no hundirme, y ya no solo eso si no que podamos salir todos de la mejor manera posible... no se como, porque ademas no depende de mi, ¿como se para un desastre de la naturaleza?

Pero tampoco puedo seguir como hasta ahora. Tengo que hacer algo, plantar cara, tirar mas fuerte hacia fuera como sea. Pero como, si lo supiera... lo que ademas parece claro es que habra victimas, porque todo esto es demasiado grande como para que no las haya, en un sentido u otro.

En fin, supongo que no habreis entendido nada de nada. Pero como muchas veces pienso, cuando escribo aqui no es para nadie mas que para mi, y con entenderlo yo, sobra. Con poder expresarlo de algun modo, basta.

Por eso para quien me lea, esto no tendra sentido. Aunque tambien es importante que alguien lo lea, para poder compartir con el mundo como me siento en este momento.

7 comentarios:

Azusa dijo...

Pues como hablas en metáforas no me queda otra que responderte igualmente. Agárrate al tronco más gordo que veas, no sólo a una ramita... y si no encuentras un tronco, siempre hay varias ramitas pequeñitas que te servirán igual y que a la hora de la verdad ayudan a subir y a salir de ahí del mismo modo. Tira bien fuerte, no te preocupes, que no se romperán. Y poco a poco, con fuerza, ánimo y constancia... ese cúmulo de ramitas o ese tronco gordo te ayudarán a salir de ahí y lograrán poner de nuevo el pie en tierra... ya lo verás.
Un besote

rubenvike dijo...

A por ellos, que son pocos y (sobre todo) cobardes! Al final todas las aguas vuelven a su cauce y la calma precede y sigue a la tempestad...

Ánimo!

Lillu dijo...

Hay días así. La vida no es siempre como nos gustaría ni las cosas salen como queremos... No queda más que tener paciencia, intentar ver el lado positivo de todo (que siempre, siempre lo hay) y esperar a que pase el chaparrón. Hay que aprender a disfrutar de los pequeños momentos para cargarse de energía y poder así aguantar esos otros menos buenos o más bien malos. Pero ten una cosa clara: lo malo pasará, aunque parezca que tarda una eternidad.

Ánimo :)

saluditos

Jose dijo...

Creo Azusa, que no me queda otra. Ire tirando de ramitas, a ver si aparece algo mas solido donde agarrarse y poder poner fin a esta situacion.

Bueno Rubenvike, precisamente parte del problema es que no son precisamente pocos... pero habra que seguir haciendo lo que se pueda para intentar volver a esa calma.

Si Lillu, es eso. Como decia no es una situacion nueva... pero ayer, por cosas, me dio un poco de bajo. Hoy ya, el trajin diario ha hecho que me sienta mejor.

Y mira que yo, siempre digo eso del lado positivo de las cosas... pero en este caso aun no lo he encontrado. Seguir buscando a ver si hay suerte!

Y mientras, ojala llegue el momento en que termine y se solucione todo.

Fany dijo...

Pues como has dicho... no he entendido nada de nada, pero vamos, que imagino como te sientes...

hay momentos malos que nos hacen perdernos en un bucle, pero todo pasa :)

tiempo! :) verás como llega la calma!

Kareen dijo...

Pues... ha sido difícil tratar de entender, pero quise acompañarte igualmente. Noto que es algo que te compete y quizá a mí, por lo de la generalidad; y también noto que mucho no puedes hacer más de lo que hiciste o estás haciendo; así que creo que la conclusión es "flotar" hasta que pase el temblor. Quizá sea algo universal que no puedas parar; quizá sea algo familiar de lo que no puedas escapar; o laborar; o... quién sabe qué... pero es bien grande como para que te sientas como te sientes. Es importante para ti e influye tu estado de ánimo y forma parte de tu vida... así que... piensa en que "No puedo cambiar la dirección del viento, pero sí ajustar mis velas para llegar siempre a mi destino". James Deam.
Un abrazo desde este lado del charco!

Jose dijo...

No te preocupes Fany, fue sobre todo un dia malo, de darle muchas vueltas a la cabeza. Pero ya paso. El dia malo digo, lo otro sigue ahi...

Bueno Kareen, no es algo tan universal... aunque pueda que parte venga de ahi. Aunque en otras cosas si has estado mas acertada.

Me ha gustado la frase, intentare pues ajustar mis velas ;)